EL 1° DE MAYO: NADA QUE FESTEJAR Y MUCHO POR QUE LUCHAR

Publicado por Frente Amplio Perú a las 21:38


El 1° de Mayo conmemoramos a los mártires proletarios que fueron injustamente asesinados en Chicago. Pero hablar del 1° de Mayo en un contexto como el que vivimos hoy, en el que los trabajadores vienen enfrentando todo un paquetazo antilaboral implementado por el gobierno de Humala - CONFIEP, nos obliga necesariamente a reflexionar sobre las tareas y retos que tiene que enfrentar el proletariado en la etapa actual.
Para nadie es un secreto que en la actualidad el movimiento sindical aun no puede superar la derrota estratégica propinada por la dictadura fujimorista que destruyo los derechos laborales y desarticuló el movimiento sindical reduciéndolo a su mínima expresión. Si bien hay un proceso de recuperación de las organizaciones sindicales en el seno del proletariado éste aún es insuficiente para recuperar la capacidad de presión del sindicalismo que se obtuvieron en décadas anteriores. La causa objetiva de la crisis se encuentra en la propia estructura del capitalismo y en el bajo nivel de sindicalización de los trabajadores (8% de la PEA); sin embargo ésta crisis también tiene un elemento subjetivo y es principalmente una crisis de dirección.
Con la derrota de la Ley Laboral Juvenil ha abierto una nueva etapa en las luchas laborales y ha permitido crear nuevos espacios de coordinación desde donde se vienen luchando contra los paquetazos antilaborales del gobierno Humala-CONFIEP. Así por un lado tenemos las coordinadora de sindicatos y federaciones que se viene reuniendo en el local del FETRATEL, en la que vienen participando activamente algunas ZONAS de los jóvenes que lucharon contra la Ley Laboral Juvenil. Por otro lado, la CGTP ha venido convocando eventos orgánicos y asambleas ampliadas que han permitido posteriormente convocar acciones de lucha unitarias como la Jornada del 8 de Abril y el próximo Paro Nacional para el 9 de Julio.
Luego de la derrota de la Ley Pulpín la estrategia del gobierno y la derecha viene pasando por invisibilizar las luchas de los trabajadores y apostar al desgaste de las mismas. Sin embargo, es necesario pasar nuevamente a una ofensiva táctica que mantenga la agenda laboral presente puesto que aún es necesario desmontar las normas implementadas por el paquetazo laboral que, como el D.S. N° 013-2014-TR, tiene como objetivo directo liquidar a los sindicatos bajo la forma de los ceses colectivos. Por lo pronto, la Federación Minera ha anunciado un huelga indefinida para el 18 de mayo por la derogatoria de este D.S. N° 013-2014-TR entre otras reivindicaciones. Es importante que esta huelga minera se convierta también en una 2da. Jornada Nacional de Lucha que sea igualmente exitosa y contundente como la del 8 de Abril. La idea es nuevamente conseguir que se desmonten estas medidas anti-laborales.
Finalmente, el 1° de Mayo nos debe plantear nuevamente el tema de la unidad de los trabajadores y la necesidad de enfrentar el peligro que representa la posibilidad que el continuismo neoliberal siga gobernando el país, eliminando derechos y reprimiendo al pueblo. Si bien la unidad es necesaria para triunfar, los trabajadores debemos cuidar que bajo el lema de la unidad no se nos pretenda pasar gruesos contrabando que nos han llevado continuamente al fracaso. Es necesario que la unidad de los trabajadores sea una “unidad con principios y con un programa de cambio representado por personas que verdaderamente estén comprometidos con el cambio”. Los trabajadores y los pueblo que luchan quieren el cambio y no más de lo mismo.